Guiño al relato “el lobo hombre”, y al polifacético artista Boris Vian, y a todos los “corderos con piel de lobo”

Objetos editados con plata y piel de vacuno.

Anuncios